Protegiendo las fuentes de agua para conservar la Bandurria Andina en el Parque Nacional Antisana

Archivo Parque Nacional Antisana
Publicado: 01 Septiembre 2022
Última edición: 01 Septiembre 2022
remove_red_eye 323 Vistas

Summary

La zona de la Mica del Parque Nacional Antisana es uno de los hábitats de la Bandurria Andina (Theristicus branickii). Esta especie se encuentra en la categoría de Casi amenazada (NT) según la Lista Roja de Especies Amenazadas de la UICN y En peligro crítico (CR), de acuerdo con la Lista Roja Nacional de Aves Continentales de Ecuador.

En 2016 se realizó el primer censo de esta especie, en la que se contabilizó 80 especímenes; a raíz de este primer evento, en 2017 se inicia un proceso de monitoreo biológico. En este periodo de estudio se identificaron dos sitios de pernoctación (dormideros) y dos puntos adicionales de anidación junto a un rio “correntoso Antisana”. El comportamiento de la especie llevó a plantear una hipótesis preliminar que el agua y la ubicación en paredes rocosas es muy importante para tener éxito en la crianza de sus polluelos, ya que se conviertes en barreras naturales de los depredadores (gavilán, búho gigante y caracaras).

Classifications

Region
Sudamérica
Scale of implementation
Nacional
Ecosystem
Ecosistemas de agua dulce
Ecosistemas de pastizales
Humedales (pantano, turberas)
Río, corriente
Tundra, pastizal montano
Theme
Ciencia y investigación
Especies y la extinción
Fragmentación del hábitat y degradación
Provisión y manejo del agua
Restauracion
Salud y bienestar humano
Servicios ecosistémicos
Turismo
Challenges
Sequía
Reducción de los glaciares
Pérdida de la biodiversidad
Pérdida de ecosistemas
Falta de acceso a financiación a largo plazo
Falta de conciencia del público y de los responsables de la toma de decisiones
Deficiente vigilancia y aplicación de la ley
Sustainable development goals
ODS 6 - Agua limpia y saneamiento
ODS 15 - Vida de ecosistemas terrestres
Aichi targets
Meta 10: Ecosistemas vulnerables al cambio
Meta 11: Áreas protegidas y conservadas
Meta 12: Reducir el riesgo de extinción
Meta 13: Protección de la diversidad genética
Meta 14: Los servicios ecosistemicos

Ubicación

Archidona, Provincia de Napo, Ecuador
Show on Protected Planet

Challenges

  • La Bandurria Andina, pese a ser una especie presente en el Parque Nacional Antisana, al principio no había sido considerada un valor de conservación, sino hasta el censo de 2016, que arrojó un dato poblacional de 80 ejemplares a nivel nacional.
  • El conocimiento de la biología de la especie fue otra de las limitaciones que se encontró pues se tenía muy poca información de estudios, y para el caso del Parque Nacional Antisana, ninguno.
  • Ya en el proceso de estudio, y dada la particularidad de los hábitos de pernocta (dormideros) y sitios de anidamiento, que básicamente son paredes de roca junto a caídas de agua; el monitoreo con la implementación de cámaras trampa constituyó un verdadero reto, debido a que el personal tenía limitados conocimientos sobre escalada en roca; sin embargo, este fue el primer reto a vencer con la capacitación del personal.

Uno de los mayores retos de la investigación y seguramente para esta especie, se presume sea la afectación del ecosistema óptimo para la reproducción.

Beneficiaries

MAATE-PNA, 1 empresa de agua potable y aproximadamente 100 familias de las comunidades Secas, Canteras y El Carmen se benefician de la actividad turística, como producto de proteger la Bandurria Andina.

¿ Cómo interactúan los building blocks en la solución?

Para la protección y conservación de la Bandurria Andina se establecieron mecanismos de coordinación con actores locales para realizar acciones de control y vigilancia de sitios con presión antrópica; además, del monitoreo del cumplimiento de las cuotas de captura y transporte de agua, garantizando el caudal ecológico (Pilar 1).

La investigación es un eje principal; en este contexto, la academia y los aliados institucionales son convocados a participar de las investigaciones de la Bandurria Andina y recurso hídrico, que consolidan la gestión del PNA. Además, los usuarios y comunidad local son invitadas a participar en los días de campo, lo que fortalece su identidad y el conocimiento de los valores de conservación del PNA. (Pilar 2).

La educación y sensibilización ambiental es una actividad vital para la conservación del hábitat de la Bandurria Andina y el recurso hídrico. Con el apoyo de instituciones aliadas y comunidad local se realizan charlas educativas, salidas de campo y construcción de infraestructura interpretativa; con la finalidad que el turismo sea una actividad ordenada, respetuosa de los valores de conservación del PNA y apoye económicamente a las comunidades locales. (Pilar 3).

Impacts

  • Se ha establecido compromisos interinstitucionales entre el Parque Nacional Antisana y la Empresa de Agua Potable de Quito EPMAPS, con la finalidad respetar el caudal mínimo en el periodo de reproducción de la especie que comprende los meses de septiembre a marzo.
  • La recuperación de las características físicas, estructura y funcionalidad de los páramos es fundamental después de una larga trayectoria de ganadería intensiva; en este contexto se ha reducido en un 99% la ganadería y las quemas.
  • Se han identificado sitios con mayor impacto negativo producto de la ganadería, donde se ha iniciado un proceso de restauración asistida con especies nativas.
  • Se han delimitado los espacios de uso, a través de la elaboración del mapa de zonificación del área protegida; considerando la distribución de la Bandurria Andina como sitios de protección estricta.
  • Esta información generada ayudará a realizar censos en puntos específicos y a tomar medidas para la posible recuperación de la población de la especie, como parte del programa de monitoreo y cumplimiento del Estándar de Lista Verde.

Con información del estudio de la Bandurria Andina se imparten charlas de educación ambiental en escuelas, colegios, universidades y visitantes del área protegida; enfocado en la protección de los ecosistemas de páramos, fuentes de agua y un buen uso de agua en la ciudad.

Story

“Siendo descendiente de una familia que trabajó en la hacienda Antisana, de propiedad de la Familia Delgado; a mi corta edad me relacioné con la ganadería, los exuberantes paisajes de páramo, el Cóndor de los Andes, el Venado de Cola Blanca, lobos de páramo, pumas y sin duda la Bandurria Andina.

En mis largas jornadas de pastoreo de ganado ovino y vacuno, bajo acuciosa vigilancia del imponente volcán Antisana, sus gélidos y melodiosos vientos, fui testigo ocular de grandes bandadas de Bandurrias, de largas y entretenidas historias de mi padre (+), quien había observado bandadas de hasta 130 ejemplares; que se alimentaban en las planicies y humedales de los páramos andinos del Antisana.

Con el pasar del tiempo, la población de Bandurria fue decreciendo significativamente. Este evento se asocia directamente a la ganadería, ya que anualmente los rodeantes, conocidos también como chagras; durante un mes juntaban el rebaño de ganado vacuno con fines de descarte, marcaje y curaciones. En el tiempo que duraba el rodeo, los chagras se alimentaban de reses, animales silvestres, entre estos la Bandurria, debido al sabor exquisito de esta especie. Este ambiente de exuberante belleza natural que contrastaba con la actividad antrópica, fue formando mi carácter conservacionista y desde 2011 me desempeño como guardaparque.

La década de los 90 se caracterizó por la construcción del embalse la Mica, para la captación, conducción y provisión de agua a la ciudad de Quito. Por la demanda de agua en esta ciudad, años más tarde se realizan nuevas capitaciones, con la consecuente reducción del caudal de dos fuentes de agua; que incidió directamente en el comportamiento de la especie.

Desde 2016 se realizan acciones con el objetivo de conocer el estado de la población de Bandurria Andina, distribución y comportamiento de la especie; en este contexto se ha logrado identificar a la Bandurria como un valor de conservación en el Plan de Manejo del Parque Nacional Antisana, actualizado en julio de 2021.

Ahora que el Parque Nacional se encuentra en proceso de certificación del Estándar de Lista Verde, está iniciativa de monitoreo de la Bandurria será una muestra de avances en el componente de resultados exitosos de la gestión de área protegida este camino de mejora continua.”

Diego Cuichán

Contribuido por

Imagen de luisfabian.yupa_41678

Luis Yupa PN Antisana