Ciencia ciudadana en pro de la sostenibilidad pesquera

COBI
Publicado: 06 Septiembre 2021
Última edición: 06 Septiembre 2021
remove_red_eye 297 Vistas

Resumen

La pesca en pequeña escala se reconoce como pobre en datos. La multitud de sitios de desembarque, el número de personas involucradas en las cadenas de valor, la informalidad de gran parte de la economía de la pesca en pequeña escala y la falta de recursos para monitorear capturas, nos llevan a buscar soluciones para mejorar la toma de decisiones de manejo con base en la ciencia. A lo largo de 22 años, COBI ha sensibilizado a las comunidades en la importancia de tomar datos y realizado talleres para capacitarlos en dichas actividades, compartiéndoles los resultados y análisis obtenidos, e impulsándolos a compartir sus conocimientos a nivel nacional e internacional. Así, hemos fortalecido el empoderamiento de las comunidades pesqueras como científicos ciudadanos, uniendo su conocimiento tradicional con la robustez científica para el manejo de información en pro de la pesca sostenible.

Classifications

Región
América del Norte
Escala de aplicación
Nacional
Ecosistema
Arrecife rocoso / orilla rocosa
Arrecifes coralinos
Bosques costeros
Ecosistemas marinos y costeros
Tema
Acceso y participación en los beneficios
Actores locales
Adaptación al cambio climático
Comunicación y divulgación
Conocimientos tradicionales
Incorporación de la perspectiva de género
Medios de vida sostenibles
Mitigación del cambio climático
Pesca y acuicultura
Reducción de desastres
Servicios ecosistémicos
Retos
Incremento de temperatura
Pérdida de la biodiversidad
Mareas altas (tormentas)
Ciclones tropicales / tifones
Pérdida de ecosistemas
Falta de acceso a financiación a largo plazo
Falta de capacidad técnica
Objectivos de Desarrollo Sostenible
ODS 5 - Igualidad de género
ODS 13 - Acción por el clima
ODS 14 - Vida submarina
ODS 17 - Alianzas para lograr los objetivos
Metas de Aichi
Meta 1: Aumento de la sensibilization sobre la biodiversidad
Meta 2: Valores de biodiversidad integrados
Meta 6: Gestión sostenible de los recursos vivos acuáticos
Meta 18: Conocimiento tradicional
Meta 19: Intercambio de información y conocimiento

Ubicación

México | Pacífico de Baja California, Golfo de California, Caribe mexicano

Retos

  1. La falta de reconocimiento formal de la ciencia ciudadana en México y Latinoamérica. No existe en la ley.
  2. Él comprobar la calidad de los datos generados y promover la aceptación para su uso en procesos formales de toma de decisión ante el sector de gobierno y académico.
  3. La sostenibilidad financiera a largo plazo en ciertas actividades, como por ejemplo, el monitoreo comunitario (ya que genera un costo por el equipo utilizado y la capacidad técnica-humana).
  4. Desafortunadamente, aún existe la percepción de que solicitar información de las pescadoras y los pescadores, es lo mismo que  involucrarlos en la ciencia. Este no es el caso, y resulta en una transferencia de conocimiento no igualitaria. Se debe buscar la manera de incorporar el conocimiento tradicional en el diseño, implementación e interpretación de resultados del estudio. Deben ser participantes activos.

Beneficiarios

El sector de pesca en pequeña escala en México y los tomadores de decisiones de manejo pesquero.

¿ Cómo interactúan los building blocks en la solución?

La ciencia ciudadana puede tomar muchas formas. Los componente asociados a esta solución, muestran ejemplos sobre cómo las comunidades pesqueras están realizando ciencia ciudadana. En algunos casos, se ha logrado a través de aplicaciones digitales como por ejemplo, PescaData (Bloque 3) y NaturaLista (Bloque 2), las cuales sistematizan y escalan la toma de datos, contribuyendo a la conservación, conocimiento y sostenibilidad de los recursos pesqueros. En otros casos, las mujeres y hombres de las comunidades son capacitados para, por ejemplo, monitorear los impactos del cambio climático (aumento de temperatura del mar, disminución de oxígeno, etc.) y generar información sobre sus efectos en el ecosistema y los recursos marinos (Bloque 1).

 

Todas las soluciones y sus componentes deberían considerar los 10 Principios de Ciencia Ciudadana desarrollados por la Asociación Europea de Ciencia Ciudadana, con la finalidad de promover procesos inclusivos, robustos y transparentes (ver este documento en la sección de recursos).

Impactos positivos

Durante la implementación de esta solución, hemos sido testigos del empoderamiento en 34 comunidades pesqueras. Uno de los impactos positivos ha sido el promover la participación de personas involucradas en las pesquerías, incorporando elementos de su conocimiento tradicional en la evaluación pesquera y favoreciendo la corresponsabilidad en el manejo de los recursos pesqueros. Además, al ser los datos recolectados por las pescadoras y pescadores (alrededor de 100 participantes), confían más en la información porque no dependen de evaluaciones externas que pueden ser interpretadas en la comunidad como sesgadas u operando apegadas a una agenda. Otro de los impactos positivos se relaciona con que, al ser las pescadoras y pescadores los que recolectan los datos, se disminuyen los costos de operación (hasta en un 60%), evitando los gastos que conlleva el traslado de científicos a comunidades. También, la implementación de ciencia ciudadana permite operar programas de ciencia a mayor escala, alcanzando más participantes y sitios geográficos. Finalmente, los programas de ciencia ciudadana pueden ser científicamente robustos. Muchos estudios a nivel mundial han comprobado que un programa bien diseñado, con una metodología, capacitación y herramientas adecuadas, genera información confiable y de utilidad para análisis o publicaciones científicas.

Historia

En COBI, hemos sido testigos de claros ejemplos y resultados a partir de implementar la ciencia ciudadana. La creación e implementación de reservas marinas y el monitoreo del cambio climático, por ejemplo, ha creado la necesidad de contar con datos científicos para la toma de decisiones. Sin embargo, varias comunidades pesqueras se encuentran en zonas remotas donde acceder a la información es costoso en tiempo y recursos. En México, la capacitación de cientos de pescadoras y pescadores en prácticas científicas, ha permitido justificar y decretar más de 39 reservas marinas (204 km^2), tomar datos de más de 450 especies de invertebrados y peces, y solicitar cambios de vedas debido a variaciones oceanográficas y de temperatura. La buza monitora Elsa comenta: "Nosotras generamos un impacto al colaborar de forma igualitaria para la recopilación de datos, esto crea resultados y genera la espinita en otras comunidades. Esto motiva a seguir trabajando por la comunidad".

Contribuido por

Magdalena Precoma

Contribuído por

Alfonso Romero
COBI
Arturo Hernández
COBI
Francisco Fernández
COBI
Gabriela Cuevas
COBI
Jacobo Caamal
COBI
Jorge Torre
COBI
Raziel Hernández
COBI
Stuart Fulton
COBI