Reservas marinas comunitarias completamente protegidas

COBI
Publicado: 09 Diciembre 2020
Última edición: 13 Octubre 2021
remove_red_eye 1769 Vistas

Resumen

Las reservas marinas comunitarias completamente protegidas son herramientas de manejo espacial propuestas por el sector ambiental, pesquero o social con la finalidad de promover, entre otras cosas, la recuperación de las pesquerías a través de un enfoque basado en el ecosistema. Diferentes factores, como la sobrepesca y el cambio climático, pueden provocar la pérdida de la biodiversidad y la degradación del hábitat. Las reservas marinas, con un diseño, implementación y evaluación efectiva, pueden incrementar la resiliencia de los ecosistemas, proteger hábitats críticos y contribuir a una pesca sostenible en las zonas adyacentes. La participación de las comunidades pesqueras en el diseño, implementación y monitoreo (realizado de manera periódica y constante) de las reservas marinas, promueve la aceptación social de esta herramienta de conservación y la apropiación de la misma por parte de las pescadoras y los pescadores.

Classifications

Región
América del Norte
Escala de aplicación
Local
Nacional
Subnacional
Ecosistema
Arrecife rocoso / orilla rocosa
Arrecifes coralinos
Bosques costeros
Ecosistemas marinos y costeros
Tema
Actores locales
Adaptación al cambio climático
Ciencia y investigación
Conocimientos tradicionales
Financiación sostenible
Gestión y planificación de áreas protegidas y conservadas
Gobernanza de las áreas protegidas y conservadas
Incorporación de la perspectiva de género
Manejo espacial de la zona marino-costera
Medios de vida sostenibles
Pesca y acuicultura
Servicios ecosistémicos
Retos
Incremento de temperatura
Pérdida de la biodiversidad
Acidificación de los océanos
Pérdida de ecosistemas
Cosecha insostenible, incluida la sobrepesca
Gestión ineficaz de los recursos financieros
Falta de acceso a financiación a largo plazo
Deficiente vigilancia y aplicación de la ley
Objectivos de Desarrollo Sostenible
ODS 5 - Igualidad de género
ODS 12 - Producción y consumo responsables
ODS 13 - Acción por el clima
ODS 14 - Vida submarina
Metas de Aichi
Meta 1: Aumento de la sensibilization sobre la biodiversidad
Meta 6: Gestión sostenible de los recursos vivos acuáticos
Meta 10: Ecosistemas vulnerables al cambio
Meta 11: Áreas protegidas y conservadas
Meta 12: Reducir el riesgo de extinción

Ubicación

México | Pacífico de Baja California, Golfo de California, Caribe mexicano

Retos

Seleccionar estratégicamente los sitios por proteger en zonas donde se cuenta con poca información científica. También, considerar el tiempo que toma el proceso de concientización y empoderamiento de las pescadoras y pescadores.

 

El seguimiento y mantenimiento de las reservas deben ser costeables y establecer objetivos alcanzables. Es necesario considerar que la vigilancia, realizada ya sea por la comunidad o el gobierno, a veces no es suficiente para controlar la pesca ilegal.

 

La falta de voluntad política y los tiempos de respuesta de las agencias de gobierno representan otro reto. Además, las historias negativas del pasado representan aquellas reservas donde los procesos fueron de arriba hacia abajo, demasiado rápidos, y excluyendo a los afectados directamente.

 

Considerar que los efectos de los cambios globales son impredecibles y no se pueden controlar, por lo que será necesario contar con estrategias para adaptarse.

Beneficiarios

  • 1,300 habitantes de las comunidades costeras en el Pacífico de Baja California.
  • 1,550 habitantes de las comunidades costeras en el Caribe mexicano. 
  • 1,950 habitantes de las comunidades costeras en el Golfo de California. 

¿ Cómo interactúan los building blocks en la solución?

El establecimiento de reservas conlleva preguntas como: ¿qué zona debo proteger y de qué dimensiones?, ¿qué herramientas existen para evaluar el impacto de mis reservas?, ¿qué y cuánto necesito para poder mantener mis reservas en el largo plazo?

Contar con un diseño y manejo de reservas robusto, multidisciplinario y transparente, ayuda a tener una mejor aceptación y apropiación por parte de las pescadoras y los pescadores, haciendo que sientan orgullo al proteger la biodiversidad y los recursos marinos. Además, es de suma importancia realizar monitoreos para conocer los posibles cambios dentro y fuera de las reservas. Este proceso se ve favorecido cuando se utilizan metodologías comprobadas y cuando se incluye el conocimiento de mujeres y hombres de la comunidad para el levantamiento de datos. Finalmente, contar con un sistema de vigilancia comunitaria, así como un plan de costeo para las reservas marinas, garantiza una mejor operación de estas y su mantenimiento en el largo plazo.

Impactos positivos

La implementación de reservas marinas ha brindado impactos positivos ambientales, sociales y económicos. Muchas de las reservas protegen ecosistemas, especies o zonas clave (e.g., sitios de agregaciones reproductivas). Dado que algunas comunidades han decidido dejar de pescar en ciertas zonas por más de 10 años, se ha observado una recuperación en la abundancia de los recursos pesqueros, algunos de ellos con un alto valor. Además, las reservas marinas de larga duración han amortiguado los efectos del cambio climático e incrementando la capacidad adaptativa (resiliencia) a nivel de especie. Las reservas marinas pueden ser temporales, dando la oportunidad de replantear su tamaño y ubicación, de acuerdo a los resultados obtenidos.

Con el paso del tiempo, las comunidades se apropian de los proyectos de conservación, se involucran en el manejo de sus recursos, y promueven la conservación de la biodiversidad marina con otras comunidades. Las reservas marinas comunitarias son una solución de protección, aprendizaje y adaptación.

Historia

Desde 2011, organizaciones de la sociedad civil han colaborado con comunidades costeras de México en el establecimiento y operación de 37 Zonas de Refugio Pesquero, un tipo de reserva marina, cubriendo un área total de 260 km^2. COBI ha participado en la creación del 86% de estas zonas. La planificación y manejo de este tipo de reservas marinas se ha hecho mediante procesos multisectoriales de abajo hacia arriba, incluyendo el conocimiento local y la mejor información científica disponible; siempre enfocados hacia un futuro más sostenible. Dentro de la estrategia 2015-2019 de COBI, se piloteó el modelo de reservas marinas, la historia completa se puede consultar en: https://panorama.solutions/es/solutions/community-based-management-for-artisanal-fisheries

Entre las comunidades con las que COBI ha trabajado se encuentra Isla Natividad, una isla en el Pacífico Norte de México, en donde sus habitantes se dedican principalmente a la pesca. Desde 2006, se establecieron dos reservas marinas con la finalidad de proteger a las poblaciones de especies comerciales como el abulón, langosta, caracol y escama. Después de 15 años del establecimiento de las reservas marinas, la comunidad de Isla Natividad se ha convertido en un ejemplo a seguir,. Han colaborado con académicos de la Universidad de Stanford y COBI, han compartido sus experiencias con comunidades vecinas y promueven esta herramienta como un método efectivo para el manejo de los recursos pesqueros y para preservar la biodiversidad. "La participación de científicos y organizaciones nos ayudó a determinar el tiempo que íbamos a dejar de pescar en las reservas. Esa información complementó las ideas que nosotros los pescadores teníamos" - Jonathan, pescador de Isla Natividad.

Las pescadoras y pescadores ven a las reservas como “cuentas de banco” que pueden ser utilizadas en momentos de crisis. Este esfuerzo ha resultado en múltiples publicaciones científicas, contribuciones y mejora de conocimiento para enfrentar diferentes problemas, además de la implementación y parmanencia de las reservas. "No esperes resultados diferentes si sigues haciendo lo mismo, como cooperativa nosotros nos atrevimos a hacer algo diferente… las reservas" - Edgar, pescador de la Isla.

 

 

Contribuido por

Carmen Valdez Comunidad y Biodiversidad, A. C.