Vivero corazón de la montaña para la recuperación y conservación de la biodiversidad en áreas protegidas en Quetzaltenango, Guatemala.

Asociación de Guías de Turismo Comunitario Explorando el Valle, ONG
Publicado: 01 Octubre 2021
Última edición: 01 Octubre 2021
remove_red_eye 371 Vistas

Resumen

En las áreas protegidas de los volcanes: Santa María, Cerro Quemado y Siete Orejas, ubicados en Quetzaltenango, Guatemala, se ha incrementado el área territorial del basurero municipal, los deslaves por falta de bosques y el avance del cultivo, lo que generó plantear la solución de crear un vivero comunitario, en el que se germinen y recolecten árboles y plantas medicinales nativas que reforesten dichas áreas. La innovación es tener un vivero comunitario productor de recursos naturales para reforestar, evitando gestionar los mismos ante organizaciones privadas o gubernamentales que representan un coste en dinero y tiempo. Es un recuso ilimitado de árboles y plantas medicinales a ser trasplantadas en áreas protegidas deforestadas, incendiadas o con pérdida boscosa.

De las áreas protegidas se extraen semillas de plantas que son naturales a su biodiversidad, se germinan en el vivero y posteriormente se trasplantan en dichas áreas. A través de este vivero se han reforestado 14 hectáreas de área protegida.

Classifications

Región
América Central
Escala de aplicación
Subnacional
Ecosistema
Bosque templado caducifolio
Ecosistemas forestales
Tema
Gestión y planificación de áreas protegidas y conservadas
Manejo de bosques
Poblaciones indígenas
Restauracion
Salud y bienestar humano
Retos
Inundaciones
Incremento de temperatura
Pérdida de la biodiversidad
Pérdida de ecosistemas
Contaminación (incluida la eutrofización y la basura)
Falta de conciencia del público y de los responsables de la toma de decisiones
Deficiente vigilancia y aplicación de la ley
Deficiente gobernanza y participación
Objectivos de Desarrollo Sostenible
ODS 3 - Salud y bienestar
ODS 11 - Ciudades y comunidades sostenibles
ODS 13 - Acción por el clima
ODS 15 - Vida de ecosistemas terrestres
Metas de Aichi
Meta 1: Aumento de la sensibilization sobre la biodiversidad
Meta 5: Pérdida de hábitat reducida a la mitad o reducida
Meta 8: Reducción de la contaminación
Meta 11: Áreas protegidas y conservadas
Meta 15: Restauración de ecosistemas y resiliencia
Meta 18: Conocimiento tradicional
Meta 19: Intercambio de información y conocimiento
Enfoques para el compromiso empresarial
Indirecto a través de los consumidores
Indirecto a través de instituciones financieras
Indirecto a través del gobierno

Ubicación

Quetzaltenango, Quetzaltenango, Guatemala | Volcán Santa María, Volcán Cerro Quemado, Volcán Siete Orejas
Show on Protected Planet

Retos

Avanzar con las limitaciones de la actual pandemia causada por la enfermedad COVID-19. Así como generar nuevas alianzas con instituciones públicas y privadas, nacionales e internacionales. Ampliar la extensión del vivero comunitario para mayor diversidad en plantas y alcanzar mayor extensión territorial reforestada. Servir de inspiración para nuevos grupos organizados que luchen por la conservación y restauración del medio ambiente.

Beneficiarios

Las familias que viven cerca de las áreas protegidas reforestadas y en el área rural. Los ciudadanos en general del municipio de Quetzaltenango, y del departamento de Quetzaltenango, Guatemala, con una población beneficiara aproximada de 257,263 personas.

¿ Cómo interactúan los building blocks en la solución?

Los building blocks interactúan en el sentido que cada uno es condición del siguiente. Primero debe crearse y mantenerse un vivero comunitario en el que se germinen y produzcan los recursos naturales (árboles y plantas medicinales). Posteriormente se ubican las áreas protegidas a reforestar, planificando las actividades para ese objetivo, y se documenta el desarrollo de las mismas junto con sus resultados inmediatos, a corto, mediano y largo plazo; así mismo se documentan las percepciones de los grupos beneficiaros. 

Impactos positivos

El vivero comunitario, como recuso ilimitado de árboles y plantas medicinales a ser trasplantadas en áreas protegidas, tiene como impacto positivo ambiental la presencia de mayor fauna, disminución del calor en el área rural donde están asentadas familias, mejor calidad del aire, desvanecimiento del olor proveniente del basurero municipal cercano, disminución de inundaciones y deslaves en el sector rural.

Como impacto social, la mejor calidad de vida de las familias que viven cerca de las áreas protegidas, aumento del nivel de satisfacción emocional por la salud del entorno. Se atiende la salud a través de las plantas medicinales para curar enfermedades de los miembros de la comunidad. Su impacto económico, los miembros de la comunidad pueden usar plantas medicinales en sustitución de la medicina química que tiene alto costo económico. También, al disminuir los deslaves e inundaciones, ya no hay pérdidas materiales por la destrucción de los hogares de las familias que viven cerca de las áreas protegidas.

Historia

Asociación de Guías de Turismo Comunitario Explorando el Valle, ONG

La acción para la protección y recuperación del medio ambiente nace del deseo de promover el turismo comunitario del Valle de Palajunoj, ubicado en Quetzaltenango, Quetzaltenango, Guatemala, buscando el desarrollo económico del sector. Sin embargo, debido al deterioro de las áreas boscosas del lugar y sus áreas protegidas, del exceso de basura y desechos en el lugar, como en el estado crítico del basurero municipal, se decidió promover la reforestación de varias áreas, incluidas las protegidas. Se recibió apoyo de las autoridades mayas ancestrales para coordinar el trabajo conforme a nuestras costumbres y valores. Para ello se constituyó legalmente la Asociación de Guías de Turismo Comunitario Explorando el Valle, ONG, y se gestionaron financiamientos para la creación de un vivero comunitario que permitiera producir recursos naturales, árboles y plantas medicinales, para la reforestación de las áreas con perdida boscosa, incendio o deforestadas. Ha tenido mucha aceptación en el sector, tanto las familias, guías espirituales, curanderas y comadronas utilizan las plantas medicinales del lugar para curar enfermedades, tomando en consideración que el costo de la medicina química es bastante alto, contribuyendo a la salud psíquica y física de las personas beneficiarias.

Contribuido por

Imagen de metestudios_40583

María Echevarría Asociación de Guías de Turismo Explorando el Valle ONG