Cultivo de frutales y café en sistemas agroforestales con prácticas agroecológicas para mejorar la recarga hídrica en la Región Trifinio

GIZ, Sandra Sebastián
Published: 12 June 2018
Last edited: 12 June 2018
remove_red_eye 406 Views

Summary

En la Región Trifinio colindan 3 grandes cuencas hidrográficas que proveen vitales servicios ecosistémicos a El Salvador, Guatemala y Honduras. La cuenca del Río Lempa es por ej. clave para el abastecimiento en agua de la capital de El Salvador. En vista de mejorar la recarga hídrica en la Región Trifinio se promovió y acompañó un cambio de uso de suelo con pequeños productores de escasos recursos, viviendo hasta entonces de una agricultura de subsistencia con bajos rendimientos y poco sostenible. Fueron incentivados a probar en parcelas piloto el cultivo de frutales aplicando prácticas de conservación de suelo. La solución comprobó una importante mejora en la infiltración del agua en los suelos. Además, fortaleció el tejido social en las microcuencas piloto promoviendo el intercambio entre los habitantes y actores externos (gubernamentales, no gubernamentales, sector privado). Complementariamente se fortalecieron capacidades de acceso a mercados, lo que mejoró los ingresos familiares.

Classifications

Region
Central America
Scale of implementation
Local
Ecosystem
Agro-ecosystem
Agroforestry
Theme
Adaptation
Agriculture
Gender mainstreaming
Sustainable livelihoods
Watershed management
Other theme
cadenas de valor
Hazards addressed
Land and forest degradation
Loss of biodiversity
Sustainable development goals
SDG 1 – No poverty
SDG 2 – Zero hunger
SDG 5 – Gender equality
SDG 13 – Climate action
SDG 15 – Life on land
Aichi targets
Target 4: Sustainable production and consumption
Target 7: Sustainable agriculture, aquaculture and forestry
Target 8: Pollution reduced
Target 15: Ecosystem restoration and resilience

Location

San Ignacio, Chalatenango, El Salvador | San Francisco del Valle, Ocotepeque, Honduras; Santa Catarina Mita, Jutiapa, Guatemala; San Juan Ermita, Chiquimula, Guatemala; Santiago de la Frontera, El Salvador; San Fernando del Valle, Ocotepeque, Honduras; Santa Rita de Copán, Honduras

Challenges

Retos ambientales

  • Prácticas agrícolas nocivas con el medioambiente, y limitando la infiltración del agua en los suelos: quema, cultivo en ladera sin prácticas para evitar escorrentía, mal manejo de pesticidas y abonos tóxicos, principalmente cultivos que no cubren permanentemente los suelos
  • Contaminación notoria con químicos en cauces de agua
  • Presión sobre el bosque, sobre todo en zonas adyacentes a áreas naturales protegidas

Retos sociales

  • Desconfianza hacia los técnicos, el nuevo cultivo e incredulidad en cuanto a los beneficios económicos que aportaría la inversión
  • Roles de género profundamente arraigados: mujeres asumen actividades reproductivas y hombres actividades productivas
  • Población beneficiaria con nivel de educación formal mínimo
  • Casi ausencia de instituciones de apoyo gubernamentales

Retos económicos

  • Comunidades aisladas, con difícil acceso a mercados lucrativos, tanto físico como por barreras sociales y de información
  • Recelos frente a la venta organizada

Beneficiaries

499 pequeños agricultores y sus familias en áreas adyacentes a zonas de carga hídrica

Globalmente, su nivel de educación es de primaria. Los productores son dueños de sus tierras, que en promedio tiene una extensión de 0,9 hectáreas.

 

How do the building blocks interact?

El desarrollo de capacidades técnicas fue el fundamento de la solución. Para asegurar el desarrollo de capacidades en una amplia gama de temas relacionados y complementarios a los cultivos, se establecieron alianzas y se aprovecharon sinergias con actores del territorio. Adicionalmente se acompañó a los pequeños productores en establecer relaciones de cooperación o comerciales con actores relevantes. La vinculación de los grupos de productores con varios entes del territorio y fuera de este, contribuyó a “desailarlas”, con la visión de darle más sostenibilidad en el tiempo al nuevo medio de vida amigable con medioambiente. Al igual, el enfoque de género apuntó a contribuir a la sostenibilidad en el tiempo a los cambios impulsados por la solución. La estrategia de equidad de género con sus 4 ejes de trabajo fue transversal a todas las actividades. Al facilitar el acceso equitativo de hombres y mujeres al conocimiento y los recursos, las nuevas prácticas agrícolas encontraron una mayor aplicación, y las condiciones de vida en las comunidades se vieron más profundamente transformadas.

Impacts

  • En 5 años de cultivo de café bajo sombra, la erosión en los terrenos se redujo en un 45%, y la infiltración del agua aumentó en un 14%, al comparar con terrenos bajo cultivo de maíz y frijol. Impactos similares fueron medidos al comparar terrenos con pasto natural con parcelas de frutales.
  • Después de 4 años de cultivo de café bajo sombra, los ingresos anuales promedio de los pequeños productores aumentaron de 360% en comparación con la línea base (ingreso por venta de maíz). En el caso del cultivo de aguacate, el incremento reportado fue de 94% (en comparación con ingresos por venta de hortalizas), y con el melocotón de 49% (en comparación con ingresos por venta de maíz). Al organizarse o juntarse a organizaciones de comercialización, los productores están además obteniendo ingresos adicionales de en promedio 13%, en comparación con productores que venden individualmente.
  • De los productores piloto, 48 (un cuarto mujeres) fueron capacitados en difusión de sus conocimientos. Estos extensionistas comunitarios lideran sus propias escuelas de campo para agricultores en las microcuencas, alcanzando casi 500 pequeños productores.
  • Globalmente se observó un significativo cambio en la autoestima de los productores y de sus familias, así como una mayor conciencia sobre el impacto de su actuar sobre el medioambiente.

Story

GIZ, Sandra Sebastián

Hay que ser claros y decir que nos daba miedo el cultivo del aguacate. Nos dieron la oportunidad de entrar con media manzana; unos sembramos media manzana [0,35 ha], otros un cuarto [0,17 ha]. Ahora estamos organizados y tenemos viveros para ampliar las áreas, después de tres años de cosecha y ocho de haber iniciado con el cultivo.”

Edgar López es un pequeño productor de hortalizas y aguacate en la zona de amortiguamiento de la Reserva Biológica El Güisayote en el Occidente de Honduras, parte de la región trinacional del Trifinio. Con otros 25 productores de su comunidad compartió las dudas sobre la introducción del cultivo de aguacate con cercas vivas y aplicando prácticas agroecológicas en su finca. La curiosidad, la argumentación convincente del técnico y el apoyo brindado por el Programa finalmente lo llevaron a lanzarse. Su hermana al igual sembró aguacate y melocotón en una pequeña parcela. Cinco años después del establecimiento de la plantación realizaron su primera cosecha comercial. Anteriormente ya habían conformado un grupo de productores para facilitar la venta, ya que entre todos aumentaría el volumen. Juntos y con apoyo de la asesoría técnica, indagaron opciones de comercialización, establecieron contactos y se capacitaron en manejo pos-cosecha del aguacate. En su primera venta, ¡les fue muy bien! Como grupo vendieron gran parte de su cosecha a dos cadenas de supermercado, y su fruto fue clasificado “calidad superior”. En los años siguientes, por rendimientos menores (el aguacate es un cultivo bianual, o sea que secuencia muy buena y buena cosecha), y menos compromiso por parte de los miembros del grupo, la comercialización fue más difícil. Edgar y su hermana Gloria sin embargo creen en el futuro del cultivo de aguacate sostenible en la zona. En los primeros años del cultivo, Edgar monitoreo con apoyo de una hidróloga los efectos del cambio de uso de suelo en sus parcelas. ¡Fueron impactantes! Además, reconoció el potencial: empresas de exportación vinieron a conocer su plantación y el gobierno de Honduras está incentivando el cultivo. Con su grupo de productores se está articulando tanto con otros productores de la zona como con actores estratégicos para su crecimiento. Gloria y Edgar además saben que ellos y su grupo destacan entre todos los otros actores: su forma de producción es amigable con el medioambiente, y tienen experiencia en impartir capacitaciones en manejo de sistemas agroforestales de aguacate con prácticas agroecológicas.

Contributed by

Anne-Cathrine Hauch GIZ

Contributors

Juan Pablo Cuellar
Técnico agroforestal, Empresa consultora GOPA
Ingrid Hausinger
Técnica hidróloga, Empresa consultora GOPA
Adriaan Vogel
Coordinador del Programa Bosques y Agua, GOPA
Danilo Bueso
Coordinador del Programa Bosques y Agua, GOPA
Anna-Katharina Rindtorff
Directora del Programa Bosques y Agua, GIZ